Con unas pocas formas básicas puedes dibujar lo que quieras

Con un círculo, un cuadrado y un rectángulo, además de una línea y un punto o la unión y repetición de ambos, podemos componer formas simples de conceptos más o menos complejos.

Practicar y practicar para coger rapidez a la hora de representar, nos permitirá una mayor velocidad y soltura cuando queramos dibujar comunicando, facilitando o explicando.

Repetir círculos sin pensar, rellenar folios, cuadernos enteros de formas, para luego pensar que cosas son redondas, cuadradas, rectangulares, nos hará detenernos, pensar, fijar nuestra atención en los objetos mirándolos de otra manera.

Así veremos únicamente lo esencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *